Recibiendo la primavera: primera jornada de trabajo del 2015

Qué día más maravilloso para empezar con las tareas de la primavera! Y tantos voluntarios nuevos. Con el diseño de Augusto, Vicente y Diego damos una vida nueva a la pared; terminamos con el baúl gigante hecho con palets reciclados; tejimos entre muchos para adelantar con el toldo tejido de bolsas plásticas pensado para darnos sombra en el verano; plantamos calabazas, calabacines y un melón en la “montaña” arenosa en el rincón…y más! Mucho progreso y muchas ganas para seguir con este iniciativo comunitario tan bonito.

Advertisements

Acta de la primera asemblea

¡Consenso! Qué bonita palabra.

Después de una hora de trabajo hoy, Bruno sugirió que tuvieramos una mini asamblea para hablar de nuestros planes para el futuro del proyecto. Es fácil decirle “oye, estamos limpiando el espacio. Coge un rastrillo. “Pero es algo completamente diferente que un grupo de 10 personas se pongan de acuerdo sobre lo que debe ser un espacio vacío lleno de posibilidades.

Quizás lo más importante, en primer lugar pusimos de acuerdo sobre los objetivos generales. Por encima de todo, esto va a ser un espacio para el aprendizaje, para trabajar con las manos y para construir comunidad. Aunque queremos aprender cómo producir alimentos de una manera sostenible, también reconocimos que es probable que ninguno de nosotros vaya a alimentarse en abundancia de esta parcela. Como Tomás dijo, “Si el sin techo en el parque quiere coger una manzana, es suya. Si una vecina quiere usar un poco de albahaca, es para ella. Si al final de una temporada no tenemos sobras, yo lo llamaría un éxito “.

Para el propio solar, ahora estamos imaginando un espacio común y abierto en el centro que se puede utilizar para reuniones / talleres / juegos / lo que sea. También queremos construir una “alambrada comestible” de árboles frutales resistentes y arbustos de bayas a lo largo de las dos partes expuestas del espacio, con lo que “reparar” la valla dañada mediante una alambrada biológica que produce comida. En el interior, vamos a empezar por la construcción de un cubo de compostaje y 4-8 bancales vegetales. Vamos a tener que recuperar el suelo, especialmente para la alambrada comestible y las bancales de hortalizas, y por eso vamos a cubrir la tierra expuesta con cartón y paja para guardar de la humedad y impulsar el crecimiento de microorganismos esenciales para sostener la vida de la planta. (Piense en ello de esta manera: sabes que cuando levantas una piedra ves todos los bichitos arrastrándose en el espacio donde estaban ocultos bajo la roca? Esto es el efecto que estamos tratando de imitar.)

También vamos a probar una bancal de siembra experimental que no usa la tierra del solar. La desventaja de este diseño es que no interactúa ni regenera el suelo existente. Por otro lado, es un diseño extremadamente eficiente de ahorro de agua y una vez construido, podemos comenzar a plantar inmediatamente.

Durante nuestra reunión del grupo, Bruno se ofreció a crear una página wiki y desarrollar la propuesta que tendremos que presentar al ayuntamiento con el fin de obtener el permiso para utilizar el espacio. (Parece absurdo, ¿no? Ellos derriban las viviendas, abandonan el espacio por unos 13 años, y luego tenemos que pedirles permiso para recuperarse y probablemente pagar por los tramites? Ridículo.) Sara y Sarah actuarán como tesoreras y crearán un fondo de recursos comunes para que podamos compartir el costo de comprar nuevas semillas, herramientas, o lo que sea que no podemos encontrar de forma gratuita.

Y, por el último, nuestra tarea colectiva es encontrar un nuevo nombre para el espacio. ¡Adelante!